Conferencia ministerial de la Organización Mundial del Comercio Exterior

14/12/2017

Buenos Aires acogió durante 3 días (10, 11 y 12 de diciembre) la cumbre de la Organización Mundial del Comercio Exterior y en la que, sin embargo, no se lograron muchos avances como consecuencia del estilo proteccionista impuesto por Donald Trump tras su llegada a la Presidencia de Estados Unidos en noviembre de 2016.

Y es que el bloqueo para la promoción del libre comercio impuesto por Trump durante su campaña electoral ha paralizado el avance en muchos programas de cooperación entre países y que se aprueban por unanimidad, una característica que no hizo acto de presencia en esta cumbre.

En estos momentos, Estados Unidos muestra más interés en la negociación de acuerdos bilaterales que en la apuesta por un sistema de comercio multilateral, la principal característica de la OMC.

Sin embargo, la discordia también llegó para otros temas más sensibles como la agricultura y la financiación de inversiones donde ninguno de los países participantes se puso de acuerdo sobre cómo adaptarse a la realidad de las nuevas tecnologías, el comercio electrónico y la protección del medio ambiente.

Por otra parte, el gran beneficiado de la cumbre fue Sudán del Sur, el país más joven del mundo, que obtuvo el estatus de observador en una conferencia que contaba con dos años de preparación y que fracasó. Habrá que estar atentos a los preparativos para la siguiente cumbre, prevista para 2019 y para la cual aún se desconoce su emplazamiento.


this
this