Nuevos horizontes para la exportación: la Ruta de la Seda del Siglo XXI

24/03/2017

La denominada como Zona del Libre Comercio de Hengqin, en la zona de Cantón (China), tiene su origen en el nuevo plan de transportes que las autoridades chinas empezaron a desarrollar, de forma paralela, en 2015. La Ruta de la Seda del Siglo XXI, que es el nombre que adoptó este plan, unirá a China por tierra y mar con Oriente Próximo, Europa, África y América Latina.

Dicho plan de transportes contempla dos iniciativas: la terrestre y la marítima. La terrestre será el punto de unión entre China y Europa pasando por Asia Central, y a raíz de la cual se construirá un Puente Terrestre Euroasiático para el desarrollo de corredores económicos.

Por su parte, la marítima incluirá las costas de China, el sureste asiático, Oriente Próximo, las costas del mediterráneo y las africanas a través de rutas de transporte seguras donde se establecerá una conexión entre los puertos que se encuentren en los ejes China-Pakistán y Bangladesh-China-India-Myanmar.

El principal objetivo del gobierno chino en el diseño de esta ruta es mejorar la conectividad entre sus zonas costeras e interiores, lo cual las puede convertir en más atractivas para las empresas exportadoras nacionales o internacionales que quieran invertir en ellas.


this
this