HARPC: control preventivo para la exportación de alimentos y bebidas a EE.UU

06/10/2016

La exportación de productos alimentarios y bebidas a Estados Unidos ha sufrido un incremento anual de entre un 10 y un 15% en la última década, y se prevé que estos porcentajes sigan creciendo en los próximos años.

Desde finales de agosto de 2015, la U.S Food and Drug Administration norteamericana (FDA) aplica el denominado HARPC (Hazard Analysis and Risks Based Preventive Control for Human Food) y este afecta a todas aquellas empresas que fabrican, almacenan, manipulan, envasan o transportan alimentos y suplementos dietéticos a Estados Unidos.

Dicho sistema obliga a todas aquellas empresas que quieran exportar al país norteamericano a establecer un sistema de inocuidad de alimentos que incluye un análisis de riesgos y controles preventivos, además del previo registro de la empresa en la FDA y una notificación de aviso previo a la entrada de sus productos en territorio norteamericano.

Los importadores de este tipo de productos son los que certificaran, junto con la FDA, que los alimentos que llegan al país son seguros, cumplen con las normas sanitarias establecidas y están correctamente etiquetados según los requisitos establecidos por la administración americana.

El HARPC en detalle


El cumplimiento del HARPC implica que las empresas alimentarias cumplan una serie de requisitos:
  • Identificación de riesgos. En caso de existir alguno, la empresa debe desarrollar un plan para minimizarlos o prevenirlos.
  • Controles preventivos de riesgos esenciales para prevenir, eliminar o reducir cualquier riesgo a un nivel aceptable. Estos controles son principalmente de carácter sanitario.
  • Monitorización de efectividad de los controles preventivos.
  • Acciones correctivas para cualquier desviación que pueda producirse durante los controles preventivos.
  • Verificación de procesos para asegurar que el HARPC se está aplicando de forma correcta para la prevención de riesgos alimentarios.
  • Almacenamiento de datos y documentación de todos los procesos anteriores durante dos años, en caso de ser requeridos por la administración.
  • Re análisis del HARPC cada tres años por si se produce algún cambio significativo durante todo el proceso que implique la complicación de un riesgo ya existente o la introducción de uno nuevo.
Para más información sobre la normativa de exportación de alimentos a Estados Unidos, podéis consultar el apartado de recursos de nuestra web.


this
this