El Reino Unido pierde protagonismo en el comercio exterior

09/09/2016

Muchas empresas exportadoras han cancelado sus inversiones en Reino Unido tras el resultado del referéndum que se celebró el pasado 23 de junio y en el que los ciudadanos británicos decidieron quedar fuera de la Unión Europea, el llamado “Brexit”.

La pérdida de protagonismo en el comercio exterior internacional tiene lugar a la espera de ver cómo avanzan las negociaciones para la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea y de qué modo de se verán afectados todos los trámites relativos a un proceso de exportación habitual.

Inicio de las negociaciones


El próximo 1 de octubre, el ministro de Asuntos Exteriores francés, Michel Barnier, tomará las riendas en la negociación para la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Designado expresamente por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien afirmó que se necesitaba a un político experimentado para llevar a cabo esta tarea tan difícil, Michel Barnier trabajará mano a mano con su homólogo británico, David Davis.

Sin embargo, las negociaciones solo empezaran en el momento en que el artículo 50 de la Constitución Europea se desencalle. Este proceso, que en un principio debía durar unos dos años, es posible que se prolongue algunos más. Algunos expertos aseguran que podría durar hasta 10 años.

Y es que durante la redacción de dicho artículo nunca se tuvo en cuenta la posibilidad real que un estado miembro de la Unión Europea pudiera abandonarla, y es por ello que las negociaciones se prevén complejas. 

Descenso en contratos indefinidos


La incertidumbre ha provocado un descenso en el número de contratos indefinidos como consecuencia de la inevitable turbulencia económica que significó el “Sí”, y un aumento en el número de contratos temporales.
 
Por su parte, el Banco de Inglaterra predice una tasa de paro del 5.5% para el 2018, lo que implicaría la desaparición de unos 250 mil puestos de trabajo, y una desaceleración importante en la economía británica – cabe recordar que a las pocas horas del resultado del referéndum, la libra esterlina cayó a mínimos que no se recordaban desde 1984.


this
this