Brexit: ¿qué supone en el terreno del comercio exterior?

21/06/2016

A tan solo dos días que los ingleses voten en referéndum si deciden permanecer en la Unión Europea o, por el contrario, marcharse, es fácil que nos surjan algunas dudas sobre cómo puede afectar el Brexit al comercio exterior y la exportación, y a la economía en general – tanto si deciden quedarse como si no.

El acuerdo alcanzado en febrero

El primer ministro inglés, David Cameron, llegó en febrero a un acuerdo con los socios de la UE que establece las bases de una nueva relación entre Reino Unido y la UE, bases sobre las que se asentarán en caso que el resultado del referéndum salga favorable a la permanencia.

Estas bases establecen conceder una mayor soberanía a Gran Bretaña, que le permite poner freno a la libre circulación de trabajadores comunitarios. Asimismo, también se pondrían en marcha nuevas reglas financieras para evitar que Gran Bretaña se viera afectada por una crisis en la eurozona, teniendo en cuenta que no tienen al Euro como moneda en curso.

Dicho acuerdo alcanzado es en el que se basan aquellos que hacen campaña a favor de la permanencia.

Los partidarios de la salida aseguran que ello permitiría una mejor gestión de los flujos migratorios. Por el contrario, los favorables a la permanencia hacen hincapié en las consecuencias económicas que ello supondría para el país.

Cabe recordar que las principales exportaciones e importaciones de Reino Unido tienen lugar entre socios de la Unión Europea. Un 44% de las exportaciones británicas se dirigen principalmente a la Unión Europea, la cual aporta un 53% de importaciones al país.

¿Y cuál es el proceso a seguir si deciden salir?

Se abre un plazo de dos años para poner estructura a la salida y para fijar el tipo de relación que se establecerá con la UE (los estados miembros deberán someterlo a votación).

Una posible fórmula es el llamado modelo noruego, en el que Noruega forma parte del mercado europeo pero no tiene derecho alguno a voto o a tomar decisiones. Con ello se garantiza, no obstante, la libre circulación de trabajadores.

Por otro lado, también sería probable que Reino Unido quedara fuera del tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos directamente relacionado con el comercio exterior.

Las consecuencias de un Brexit para España

Es muy posible que la salida de Reino Unido tuviera un gran impacto en la economía global. En el caso de España, con unas relaciones comerciales en materia de exportación e importación valoradas en 55.000 millones de euros al año, sería la octava economía directamente afectada por un Brexit.

Y es que en Reino Unido, más de 300 empresas cuentan con capital español y en España son casi 700 las empresas con capital británico. En cuanto a exportaciones, las empresas españolas exportaron en 2015 a Reino Unido por un valor de 18.231 millones de euros.

Añadido a ello, también hay que tener en cuenta los 200.000 españoles que viven y trabajan en Reino Unido, cuya situación quedaría en el aire.


this
this