La empresa compradora es responsable del IVA





En 2 minutos:

Desde que el mercado interior entró en funcionamiento en 1993, con la abolición de las fronteras fiscales entre los Estados miembros de la Comunidad Europea y la supresión de los controles en frontera, la Comisión Europea ha querido tratar las operaciones intracomunitarias como las realizadas en el interior de cada Estado, convirtiendo así a la Comunidad en un solo espacio fiscal a efectos del IVA.

"Sin embargo – como dice la Exposición de Motivos de la LIVA- los problemas estructurales de algunos Estados miembros y las diferencias, todavía importantes, de los tipos impositivos existentes en cada uno de ellos” determinaron un régimen transitorio en que se mantenía el principio de tributación en destino (en el país del comprador) con carácter general. Este régimen provisional, que se planeó duraría 4 años, sigue vigente.

Por ello es significativo que la Comisión Europea presentara en diciembre de 2003 una propuesta para modificar el lugar de imposición de los servicios a efectos del IVA. En vez de gravarse el IVA en el país del vendedor, que era lo que se pretendía en el régimen definitivo, será en el país del comprador, si éste es una empresa. A lo largo del 2005 presentará una propuesta que recoja el caso en el que el consumidor sea una persona física.

La razón de la modificación es que, con el aumento de las prestaciones transfronterizas , la norma de la imposición en el país del vendedor puede conducir a complejidades administrativas, distorsiones de la competitividad y a una no imposición de las prestaciones internacionales de los servicios. También obedece a que no hay voluntad política entre los Estados miembros para cambiar a un sistema de pago del IVA sobre bienes y servicios en el país del vendedor.


Simplificación de las normas para las empresas

La propuesta garantiza que el responsable del pago del IVA será la empresa consumidora, no la vendedora, mediante lo que se llama “inversión del sujeto pasivo”. Así, esta propuesta imitará la legislación sobre IVA actual de venta de bienes a empresas de otros miembros de la UE.

Esta regla general tendrá algunas excepciones. Así, los servicios conectados con la propiedad inmobiliaria (por ejemplo, servicios de un Agente inmobiliario) seguirán siendo gravados en el lugar donde está situada la propiedad. Los servicios de transporte de pasajeros seguirá gravado en el lugar de prestación del servicio. Otros servicios, como los artísticos, deportivos, espectáculos y los tangibles (restaurantes y hoteles) son obviamente gravados en el lugar de consumo, pues tienen un lugar fácilmente identificable.

La propuesta limita también los casos en que el proveedor necesita pedir un NIF en otros países. Para evitar casos de fraude, es importante que exista intercambio de información entre los Estados miembros (especialmente a través del sistema VIES, que les permite verificar que el NIF otorgado por una empresa es válido).

Una regla general con muchas excepciones

El artículo 9 de la Sexta Directiva establecía la responsabilidad para el prestador del servicio de ingresar el IVA. No obstante, existían muchas excepciones, tantas que aquella regla general quedaba vacía de contenido. Y eso que entonces la prestación de servicios transfronterizos era poco frecuente. Ahora, la Comisión Europea reconoce que la globalización y los cambios tecnológicos provocan que las firmas que prestan servicios remotos (telecomunicaciones, comercio online) están eligiendo su lugar de establecimiento principalmente por razones fiscales.

Salvador Trinxet
Miembro de la Comisión de Asuntos Fiscales
Cámara de Comercio de Barcelona
strinxet@reexporta.com