Las ventajas del transporte intermodal




En cuatro minutos:

La globalización y la nueva economía mundial exigen mejoras en los procesos logísticos internacionales.

El transporte de mercancías es una parte importante de la cadena logística internacional, formando parte del proceso económico.

Las empresas se han dado cuenta que los costes internos y externos del transporte internacional pueden reducirse mediante una mejor utilización del transporte intermodal.

El Transporte Intermodal es aquel que utiliza la combinación de dos o más medios de transporte.

El Transporte Combinado, es aquel que utiliza la combinación de dos o más medios de transporte, habilitándose un documento de transporte por cada tramo efectuado.

El Transporte Intermodal utiliza dos modos diferentes de transporte por lo menos, en virtud de un contrato de transporte intermodal, desde un lugar situado en un país en el que operador de transporte intermodal toma las mercancías bajo su custodia hasta otro lugar designado para su entrega situado en un país diferente.

El transporte intermodal permite la combinación de los regímenes de carga completa y grupaje, con el objetivo de ofrecer a los cargadores una mayor posibilidad de combinaciones. Con ello se consigue atender la demanda de aquellos exportadores que no necesitan de la totalidad de espacio de un contenedor.

El transporte intermodal se basa ante todo en una mayor cooperación entre todos los modos de transporte, siendo un puntal clave para la mejora de costes en la cadena logística internacional, influyendo en el precio final de las mercancías en los mercados de destino.

El transporte intermodal se caracteriza por el hecho de agrupar las mercancías en “Unidades de carga” para reducir la manipulación de las mismas, utilizando unidades normalizadas como los contenedores, semirremolques o las cajas móviles de manera que se reduzcan los posibles daños, como robos, pérdidas, roturas y facilitar el trasbordo; traslado y manipulación de las mercancías de un medio a otros de transporte, evitando la llamada “ruptura de carga” (breaking bulk)

La consolidación de mercancía en unidades superiores de carga, conocido como “unitización”, tiene sentido económico, siempre que la nueva unidad de transporte intermodal (UTI), creada a efectos exclusivos de transporte, conserve su integridad durante la mayor parte de la duración del mismo.
Es importante que durante el transporte de la mercancía, en su modalidad intermodal, no se produzca ruptura de carga en los transbordos de un medio de transporte a otro, ya que ello influiría negativamente en los beneficios del transporte intermodal.

Las ventajas del Transporte Intermodal se han puesto de manifiesto con la globalización de las economías aportando los siguientes beneficios, entre otros:

Reducción de los plazos de transporte (Se utiliza la combinación de transportes que sea más rápida en cada caso, con el objetivo de transportar la mercancía a su destino)
Reducción de costes de transporte. (Se analiza la combinación de transportes más económica en función de las características de cada operación)
Reducción de los tiempos de carga y descarga (Debido a la agrupación de cargas en unidades de transporte intermodal (UTI) se reduce en un 70% el tiempo empleado en las tareas de cargas y descargas, a la vez que el número de estibadores también se reduce)
Comodidad al usuario al tratar con un solo porteador en el transporte Intermodal. (El Operador de Transporte Intermodal es el que gestiona toda la operativa de transporte en los diversos modos)
Proporciona precios previamente acordados para las operaciones puerta a puerta. (Para la imputación de costes, el exportador conoce, previamente, el total del precio de transporte en operaciones CIF “puerta a puerta”, DDU y DDP)
Propicia nuevas oportunidades comerciales para exportaciones no tradicionales, (Como consecuencia de mejores servicios de transporte. los exportadores pueden posicionar sus productos en mercados de difícil accesibilidad a precios competitivos).
Disminución sustancial de la tasa de robos y de los daños. (La principal consecuencia de la utilización de unidades de transporte intermodal es el abaratamiento de las primas de seguro, favoreciendo la competitividad de los exportadores y como consecuencia de ello, las primas de seguro.)
Reducción de los controles (Se realizan menos controles e inspecciones gracias al precintado de los contenedores)
Simplificación documental en el transporte intermodal. (Aunque se utilicen diversos medios de transporte, la documentación no es la suma, sino que está unificada para todos ellos)
Seguimiento de la mercancía (Se mejora el control de la mercancía en cada momento gracias al control informático como el llamado intercambio electrónico de datos (EDI).

Alberto Rino
arino@reexporta.com