Tiempo de rebajas en las compras internacionales : los contingentes arancelarios (Primera parte).




Autor  : F. Javier Yúfera, Abogado y Consultor en comercio internacional.

A través de un contingente arancelario, durante un determinado período de tiempo, se concede la posibilidad de importar una determinada cantidad de mercancía originaria  de un determinado país, ya sea sin pagar derechos arancelarios o  bien pagando derechos arancelarios inferiores a los habituales.  

Veamos un ejemplo  ficticio:

Durante el año 2.011, la importación de kiwis neozelandeses está gravada normalmente con un 15 %  de derechos arancelarios sobre el precio de la mercancía importada en condiciones CIF puerto de entrada en la UE (es decir, sobre el precio de la mercancía, más los costes de transporte y seguro hasta su llegada al primer puerto de entrada en la UE).

A partir de Septiembre de 2011 se produce una gran demanda de kiwis en la UE que se mantiene durante varios meses y provoca  un alza significativa en el precio de los kiwis comunitarios.

La Comisión europea, con la sana intención de que los consumidores comunitarios no renuncien al consumo de kiwis y como medida de control de precios de los kiwis en la UE, decide abrir y publicar en el DOCE (Diario Oficial de la UE) un contingente arancelario con las siguientes características  :

Entre el  1-1-2012 y el 1-7-2012 se permitirá la importación, en el conjunto de la UE, de  100.000 TM de Kiwis  originarios  de Nueva Zelanda,  pagando  unos derechos arancelarios del 5%. (recordemos que los derechos arancelarios normales se situaban en el 15%).

El efecto inmediato será que los productores comunitarios de kiwis deberán bajar sus precios ante la futura y progresiva llegada a la UE de 100.000 TM de kiwis neozelandeses con derechos arancelarios reducidos.

A nivel operativo, a raíz de la apertura del contingente,  todos los importadores comunitarios de fruta de la UE (especialmente contentos) correrán a solicitar licencias de importación comunitarias (asignaciones de contingente) que les permitan la futura  importación  de kiwis neozelandeses con rebaja arancelaria.  Las  autoridades de la  UE utilizarán esas licencias para distribuir el total del contingente arancelario entre los distintos importadores comunitarios.  Por otra parte, los importadores que se demoren en la solicitud de las licencias de importación correrán el riesgo de que todo el contingente ya esté cubierto y les denieguen las licencias.

Al publicarse el contingente, las autoridades comunitarias indicarán la cantidad máxima a solicitar por cada importador en sus licencias. Resultaría  impensable que un único importador comunitario solicitara importar la totalidad de un contingente.  

Igualmente, al publicarse el contingente, las autoridades comunitarias blindarán el carácter intransferible de las licencias, haciendo imposible que algún “listo” pueda hacer negocio pidiendo y obteniendo licencias para importar kiwis con rebaja arancelaria y luego vender dichas licencias a terceros.

Agotado el contingente (la cantidad o el plazo), ya no se admitirán más solicitudes de licencia de importación con rebaja arancelaria y se reestablecerán automáticamente los derechos arancelarios normales. A partir de ese momento, para los que no hayan obtenido “su parte del león”, comprar kiwis a Nueva Zelanda, a efectos fiscales, les resultará tan costoso como antes de la apertura del contingente.

Entretanto, los importadores españoles de fruta que hayan conseguido  licencias de importación  con rebaja arancelaria, desde la obtención de sus licencias y hasta el 1-7-2012 , irán importando kiwis neozalendeses (hasta el límite establecido en sus licencias), pagando únicamente un 5% de derechos arancelarios a la aduana española.

Y gracias a ese contingente comunitario, los que todavían tengan trabajo en España por esas fechas (primer semestre del 2012) tal vez puedan comer algún que otro kiwi a buen precio.