Ventajas del “trabajo basado en Internet” ante el mercado japonés (I)




En 3 minutos.

En los últimos dos años vengo notando una moda incontrolable, no sólo en España sino en el resto de Europa, por el mercado asiático. Moda que nos hace reflexionar sobre que ocurre al otro lado del mundo. Actualmente he notado la difusión de dos escuelas o tipos de pensamiento. Una más clásica o conservadora respecto a la manera de describir Japón en sus formas de trabajo o hacer negocios. Manteniendo esa imagen del Japón de los años 80 de difícil cultura empresarial donde la metodología japonesa aunque complicada tenía unos parámetros. La otra tiende a involucrar Japón en una atmósfera más occidentalizada, donde las metas económicas son comunes independientemente de las tendencias culturales.

Esto se ha reflejado tanto en nuevas tendencias como en la realidad que es la falta de información sobre los mercados asiáticos. Se siga la forma de pensar que se siga a la hora de afrontar los mercados asiáticos y en particular el mercado japonés, la realidad es falta de información o desinformación por atender únicamente a tópicos por falta de fuentes fiables.

Son muchos los motivos que dificultan la accesibilidad a estos mercados, algunos son comprensibles pero normalmente el mayor freno es la motivación que atribuyo, no a la falta de información sino a su lejanía. Asia no es un continente tan desconocido para otros países como lo es para España. Estados Unidos o el Reino Unido están al orden del día sobre las tendencias asiáticas. Tanto es así que son muchas las veces que Asia toma como referencia a estos países. Pero este sería otro tema en el que no entraré aquí hoy.

La herramienta fundamental a la que podemos recurrir para documentarnos sobre Asia; es Internet. Mencionar también que los idiomas son siempre una ayuda sin igual en el uso de esta fascinante herramienta, aunque aun escasas hoy en día son más y más el número de medios que se suman a la difusión de noticias en español sobre estas tierras lejanas.

Concretamente me gustaría resaltar las ventajas que el uso de Internet tiene como base para nuestro conocimiento sobre el mercado japonés. Internet no tiene que ser el éxito de nuestras andanzas en Japón (sean las que sean) pero indudablemente es un paso con bajo coste, sempiterno problema al mirar a Japón, que nos ayudará a establecer la base de conocimientos que necesitamos al tratar con japoneses.

“La dualidad “Internet-Información”, condición necesaria para tener éxito en Japón, que no condición suficiente”

No es una coincidencia relacionar Japón en Internet, digamos que en el caso de este país, el término “Internet” solo es la tarjeta de presentación para hacer referencia al desarrollo tecnológico del país más importante del planeta en esta materia.

La evolución de los tiempos trae nuevas necesidades y productos. Hoy en día las tendencias de los consumidores y sus necesidades se han vuelto mucho más exigentes. Reacción normal a esto es adaptar el producto. Internet ya no solo es una puerta a otros mercados sino que se ha convertido en el envoltorio de producto más utilizado en el mundo.

Japón es líder mundial en IT –Information Technology-, existen 20 millones de usuarios de Internet y 50 millones de usuarios de teléfonos móviles, muchos de los cuales usan e-commerce. La población japonesa agrupa aproximadamente el 8% de usuarios de Internet a nivel mundial y el 15% de la producción mundial de material de alta tecnología.

Japón es el destino de todas las miradas, cuando los mercados se saturan e intentan averiguar el futuro de la telefonía móvil. Como es el caso del Reino Unido o España, donde se está comenzando a comercializar la telefonía móvil 3G, en circulación en el mercado hace ya más de dos años.

I-mode y m-commerce: la tecnología i-mode permite el acceso a Internet móvil creada por la compañía NTT-Docomo en 1999. Las estadísticas varían respecto a los millones de usuarios de i-mode (40 millones), cifras que no son comparables a los 320.000 que existen en Europa. Esta tecnología facilita el desarrollo de distintas “transacciones móviles” de negocios (financieras, comerciales, etc.), acceso a tareas que van desde e-mails a reservas de billetes de avión o juegos. Así surge el “m-commerce” y las “m-transactions”.

Esto significa comprar y vender en cualquier parte en cualquier momento, por lo que la dirección empresarial o el contacto con el cliente son conceptos que toman un aspecto totalmente nuevo y revolucionario. Esta tecnología y forma de hacer negocios se ha convertido en una parte muy importante de la infraestructura comercial y social de Japón. La tecnología 2G y 3G son paquetes relacionados a NTT-Docomo y a la tecnología i-mode. Observando las cifras que mueve esta tecnología y la basta extensión que puede tomar en Europa, ya podremos imaginar cual será el futuro que nos espera.

Felipe Passolas
Passolas International Trade
Osaka, Japan
fpassolas@reexporta.com