La búsqueda de información por Internet




En 4 minutos:

Antes de coger un avión y plantarse con el catálogo de productos en un nuevo mercado, hay que hacer un estudio del mismo: investigar cuál es la situación económica del país, del sector, el perfil de la competencia, del mercado potencial...

Ese paso previo lo conoce todo empresario y no ha cambiado. Antes de iniciar el estudio, la empresa debe definir sus objetivos, qué es lo que quiere saber. Por ejemplo, “conocer la situación del mercado de las golosinas en Alemania”. A continuación, tiene que pensar dónde puede obtener esta información, cuáles son las fuentes: COPCA, Secretaría de Estado de Comercio, ICEX, Ofcomes, Cámaras de Comercio... Y una vez recogida la información, elaborará las conclusiones. Se trata del mismo proceso que se ha seguido siempre en la elaboración de un plan de marketing off-line.

Lo que sí ha cambiado es la vía de obtención de la información. Lo que antes podía ser un sinfín de llamadas telefónicas, de horas de espera sin respuesta, ahora es sólo un clic. Pero hay una serie de trucos que está bien conocer para agilizar el proceso de búsqueda. Las Cámaras vienen ofreciendo jornadas sobre Cómo utilizar Google para la exportación o Cómo buscar información para exportar, en las que se explican a fondo todas las claves.

Para empezar, en la búsqueda por Internet se recomienda utilizar Google por varios motivos: porque a diferencia de Yahoo, que sólo busca en los títulos y las descripciones, Google analiza todo el texto de la Web; y porque Google es el buscador más utilizado en el mundo y el que contiene más información. Pero, una vez elegida la vía, el siguiente paso es saber utilizarla.

Lo primero que hay que hacer, al entrar en Google, es averiguar si existe ya algún estudio sobre el mercado y sector que nos interesa (ver artículo “el primer paso de una investigación de mercados”). Visitando la página Web de la oficina comercial española en el país de destino, por ejemplo, u otra fuente de información, a menudo se pueden conseguir estudios u otros documentos útiles que facilitan la tarea de recogida de información, dándole una base muy útil de la que partir.

Si no existen informes ya realizados o la empresa no quiere pagarlos porque son muy caros, entonces hay que realizar toda la búsqueda desde cero. La primera clave es: “Segmentar al máximo, buscar cosas concretas”, recomienda Víctor de Francisco, fundador de Reexporta y ponente de muchas de las jornadas que ofrece la Cámara sobre este tema. “Es muy importante ir a la fuente”, recuerda; “por ejemplo, si nos interesa saber el índice de natalidad del Perú, no está bien que escribamos «índice de natalidad del Perú» en el Google, es mucho más efectivo pensar “¿qué organismo puede tener esta información?” y entrar en él”. En este caso sería el Instituto de Estadística del Perú.


Una vez encontrada su web, será mucho más fácil localizar los índices. “De la otra manera, podemos perder mucho tiempo y ni siquiera encontrarlo”, advierte De Francisco.

La “búsqueda avanzada”, opción que ofrece Google en su página principal, ayuda a acotar y concretar mucho la información que se busca.

Siguiendo con el ejemplo de Perú, en la casilla llamada “con la frase exacta”, se puede indicar “índice de natalidad” y Google seleccionará sólo aquellos enlaces que contengan exactamente esta frase. El usuario puede asimismo escoger el formato del archivo que quiere encontrar. En este caso hemos indicado . Y, a la vez, también puede seleccionar la página Web donde quiere buscar la información; en el ejemplo: , el Instituto de Estadística de Perú.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que la búsqueda dentro de un sitio Web sólo funciona si éste es muy grande y tiene los contenidos indexados. Para las Web corporativas, normalmente no funciona.

Pero hay más. Para la búsqueda de la competencia, por ejemplo, se puede recurrir a las siguientes opciones:


Supongamos que se está investigando el mercado de los refrescos que existe en Estados Unidos a parte de los de Coca-Cola y Pepsi. El usuario puede seleccionar sólo aquellas páginas Web que estén escritas en inglés, que contengan las palabras “fresh drinks”, y que no contengan la palabra Coca-Cola ni Pepsi.

Estos son sólo algunos ejemplos de las posibilidades de búsqueda que ofrece Google. Existen más opciones para delimitar la selección. Google es una herramienta que merece la pena conocer a fondo para ahorrar tiempo y ser más efectivos en la realización de estudios de mercado online.

Extracto del artículo elaborado por Sira Abenoza, redactora de la revista mensual “Comerç Exterior” del “Consell General de Cambres de Catalunya”, en colaboración con Víctor de Francisco, director de Reexporta.

Víctor de Francisco
vdf@reexporta.com

Enlace al artículo completo de la revista:
http://www.reexporta.com/portal/prensa/iex.pdf

Más información sobre estrategias en Internet para exportadores:
http://www.infoexport.net