La imposición sobre la renta de no residentes en España (I)




En 2 minutos:

Concepto de no residente

La identificación del contribuyente no residente pasa, inevitablemente, por el examen de las condiciones que establece el ordenamiento jurídico para determinar quiénes son, desde el punto de vista fiscal, sujetos pasivos residentes en España.

Así, tratándose de personas físicas, se catalogan como residentes en España aquellas personas que han permanecido en territorio español más de 183 días durante el año natural. Aún en el caso de no haber permanecido en el territorio nacional más de 183 días durante el año natural, el ordenamiento jurídico también considera residentes a quienes se encuentran en alguna de las siguientes situaciones:

1) Quienes tienen en España el núcleo principal o la base de sus actividades o intereses económicos, de forma directa o indirecta; o

2) Aquellos cuyo cónyuge -del que no están separados legalmente- e hijos menores de edad que de ellos dependen, tiene fijada en el Estado español su residencia habitual (art. 9 LIRPF).

De lo anteriormente expuesto, se deduce entonces que sólo serán considerados no residentes aquellos que, no habiendo permanecido en territorio español durante más de 183 días durante el año natural, no se encuentren en ninguna de las situaciones descriptas en 1) y 2).

Cómputo del plazo

A efectos del cómputo del tiempo de permanencia en territorio español, se contabilizan las ausencias esporádicas de España, salvo que el contribuyente acredite su residencia fiscal en otro país.

Sin embargo, esta acreditación no será suficiente para impedir que las ausencias de España se consideren “permanencia” en otro país, cuando este último sea uno de los países o territorios calificados como paraíso fiscal (48 territorios inventariados como tales en el Real Decreto 1080/1991, de 5 de julio). En este caso, la Administración tributaria podrá exigir que se pruebe la permanencia en dicho territorio durante ciento ochenta y tres días durante el año natural.

En el supuesto de acreditar la residencia en un país reglamentariamente considerado paraíso fiscal, el legislador sanciona a la persona física que efectúe dicho desplazamiento y disponga de nacionalidad española, considerando que está sometido a tributación en España mediante IRPF –y no IRNR si tuviera rentas en España-, por espacio de cinco años desde su marcha (art. 9.3 LIRPF).

Salvador Trinxet
strinxet@reexporta.com